Classicool, el proyecto artístico en el que cuadros famosos se hacen selfies

Dito Von Tease es el pseudónimo de un artista digital italiano conocido por su proyecto Ditology, una serie de retratos de personajes famosos hechos sobre las huellas dactilares de los dedos de la mano.

ditology

Su último proyecto artístico se llama Classicool. En él muestra a los protagonistas de cuadros muy famosos con el brazo estirado como si estuvieran sosteniendo un smartphone para hacerse un selfie.

La Gioconda, Van Gogh, La Joven de la Perla o Frida Kahlo son algunos de los protagonistas, pero hay muchos más y son todos súper divertidos! Los podéis ver todos en su perfil de instagram o en su página web.

daliperlavan goghfridaeyregioeyk

Me ha gustado mucho este proyecto porque yo misma hice este experimento con unas estatuas en el Museo Rodin en París. Les puse el móvil de tal forma que parece que se estén haciendo una fotografía ellas solas. ¡Me encanta! ;)

Vía: La Criatura Creativa

The selfie mirror

¿Quién no se ha hecho una foto selfie últimamente? Da igual que haya sido en solitario o en compañía, esta nueva moda de hacerse fotos ha llegado a todos los rincones del planeta. ¡Nadie está a salvo!

Para los que no sepan lo que es, el selfie es un autorretrato realizado con una cámara fotográfica, normalmente una cámara digital o un teléfono móvil. La verdad es que hay que tener bastante agilidad para hacerse este tipo de fotos ya que hay que alargar mucho el brazo. Por ello se ha creado el selfie mirror, el espejo que te hace selfies.

Se trata de un espejo en el que, con solo mirarnos, tenemos una fotografía lista para compartir con nuestros contactos en Twitter. Ha sido diseñado por la agencia digital iStrategyLabs y consiste en un Mac Mini, escondido detrás, con una web cam en la parte frontal y unas luces LED como indicadores de que se va a realizar la fotografía. La clave de este espejo está en el software de reconocimiento facial que lleva incorporado el Mac y que reconoce cuando alguien se está mirando al espejo. ¿Quién lo quiere? ¡Yo desde luego sí!

Vía: Reason Why