Hoy 4 de julio de 2019 se estrena la tercera temporada de la exitosa serie de Netflix, Stranger Things. Esta nueva temporada estará ambientada en el verano de 1985, año en el que Coca-Cola decidió reformular su popular refresco y lanzó uno nuevo llamado New Coke.

Esta nueva bebida duró tan solo 79 días en el mercado debido a las malas críticas de los consumidores que obligaron a volver a la receta clásica. Esto supuso un gran fiasco para la compañía y se archivó quedando en el olvido hasta hoy.

Los personajes de Stranger Things podrán disfrutar de esta bebida en sus nuevas aventuras y conoceremos a través de ellos cómo fue el lanzamiento de este refresco y su inmediato rechazo por el consumidor. Los creadores de la serie han tenido acceso a información confidencial del proyecto para poderlo transmitir en pantalla de la forma más verídica posible. Además, en Estados Unidos se ha lanzado también una edición limitada con el diseño de la lata original para todo aquél que quiera tenerla.

Una buena acción de colaboración entre marcas y un acierto por parte de Coca-Cola al no querer esconder este error al público.

Vía: Marketing News

 

Anuncios