Yo soy de esas personas que creo que cualquier plato mejora si le echas queso. Por eso cuando alguien me dice que no le gusta el queso no sé qué cara poner o qué contestar. Pero esas personas existen (¡alucinante!).

A propósito de las nuevas hamburguesas Cheese Lover de Burger King, han creado este divertido spot en el que un hombre tiene que abandonar su ciudad, país y continente, e irse a vivir a una isla desierta en la que no haya nada de queso, ni nadie le hable de queso o haya anuncios de productos con queso.

¿Un poco radical, quizás?

Y tú, ¿eres un cheese hater como el protagonista del anuncio o no podrías vivir sin queso?

Vía: Marketing Directo