Son muchas las marcas que se han atrevido a lanzar productos de edición limitada inspirados en Juego de Tronos, con motivo del estreno de la esperada última temporada.

Si el otro día hablaba de Oreo, esta vez el turno es para la marca de refrescos Mountain Dew, propiedad de PepsiCo, quienes han cambiado la imagen de color verde habitual de sus latas por una de color totalmente blanco.

Bajo el eslogan de #ACanHasNoName, ¿en qué personaje estará inspirada está lata? Pues en uno de mis personajes favoritos, Arya Stark. ¿Y qué se esconde debajo de ese color blanco? Cuando enfriamos la lata vemos cómo aparecen escritos los nombres que Arya recita cada noche, antes de irse a dormir, de aquellos que han hecho daño a los miembros de su familia y de los que se quiere vengar.

Cada vez las marcas van comprendiendo que para poder llegar a los consumidores tienen que generar algún tipo de experiencia con ellos e interactuar de acuerdo a sus gustos. De esta manera, se fomenta la imaginación y la originalidad con la que las marcas pretenden llamar nuestra atención.

¡Me gusta!

Vía: Marketing Directo