Juan es un hombre un poco cascarrabias, que está descontento con su monótona y solitaria vida. Trabaja como cerrajero en un puesto del mercado y el día antes del sorteo de la Lotería de Navidad decide comprar un décimo en su cafetería habitual.

Al día siguiente, 22 de diciembre, mientras toma el café escucha cómo cantan el Gordo de Navidad diciendo su número. Muy contento se va a su casa a celebrarlo en soledad. A partir de aquí empieza un bucle temporal en el que cada día es 22 de diciembre y a Juan le toca vivir continuamente cómo le toca el Gordo.

Hasta que por algún motivo algo cambia en sus carácter y le hace ver que por mucho dinero que te toque si no tienes con quien compartirlo no sirve de nada. ¿Quieres descubrir toda la historia? Mira el vídeo ;)

 

Anuncios