Normalmente, las marcas de chocolate y derivados enfocan sus campañas al público infantil. Esta vez, sin embargo, Kinder Bueno ha querido darle una vuelta a esto lanzando un anuncio exclusivamente dirigido a los adultos. La idea no es que los adultos compren el producto para sus hijos si no que lo consuman ellos mismos.

La verdad es que el concepto me ha recordado bastante a la campaña clásica de Kit Kat en la que nos invitan a “tomarnos un respiro”. Pero me ha gustado por su realismo y colorido. Todos sabemos que la rutina diaria es menos pesada si la acompañas con chocolate.

¡Ánimo con la semana que ya es miércoles! ;)

Vía: Marketing Directo

 

Anuncios