El ayuntamiento de Elche se ha propuesto para este 2018 que todos los hogares cambien sus viejas bombillas por unas de LED, que permiten reducir el consumo de electricidad y las emisiones de CO2.

Para la campaña han elegido parodiar una de las series que más lo ha petado estos últimos años, Stranger Things. Con el mensaje “Happy New LED” quieren convencer a sus ciudadanos que dejen de usar bombillas propias de los años 80 y se modernicen.

Una campaña súper bien pensada, aprovechando el filón de la serie, que seguro logrará concienciar a más de uno sobre todo al conocer la últimas noticias sobre el aumento del coste de la electricidad para este 2018.

Acción muy bien pensada y ejecutada. ¡Bravo!

Vía: Marketing Directo

Anuncios