Los que vivimos en ciudades grandes sabemos el caos de tráfico que se genera cada día, sobre todo en las horas punta de entrada y salida del trabajo. Uber, que habitualmente no hace grandes campañas, ha querido ridiculizar las situaciones que vivimos cada día con su anuncio titulado Boxes.

Una simpática campaña donde los coches son substituidos por cajas que van de un lado a otro de la ciudad, luchan por un aparcamiento y no respetan del todo las normas de conducción en algunos casos.

Es alucinante la cantidad de gente que ha participado en la grabación del anuncio como extra, ¡más de 200! La canción utilizada para darle el toque humorístico al spot seguro que te suena también. ¿La reconoces?

Vía: Social Underground

Anuncios