Quien me conoce sabe que soy muy fan de comer a todas horas M&M’s. ¡Hasta que me duele el estómago! Por eso tenía que compartir este nuevo spot creado a partir de uno que lanzaron en 1996. La historia es más o menos la misma pero con toques más modernos que se unen a guiños vintage del anuncio anterior.

Papá Noel y el M&M rojo se desmayan, por lo que el M&M amarillo debe salvar la Navidad y ayudar a repartir todos los regalos a tiempo. Pero ya se sabe que el M&M amarillo es un poco patoso y no reparte los regalos a sus dueños correctamente. ¿Qué harán los receptores de los regalos equivocados? ¿Se quedaran con ellos? ¿Se enfadaran? ¿Saldrán a reclamar su regalo y pasarán un rato agradable con sus vecinos? Una pista: el eslógan es “Bring Everyone Together with M&M’s” (Reúne a todos con M&M’s).

Vía: Marketing Directo

 

Anuncios