Sainsbury’s, conocida anualmente por sus spots navideños en forma de corto animado como este de 2016 ha decidido cambiar totalmente su temática este año y ha lanzado un anuncio bajo el lema “Every bit of Christmas” en el que utiliza gente real (anónima y trabajadores).

El anuncio se centra principalmente en una canción pegadiza con una letra divertida y sencilla, mientra aparecen diferentes situaciones cotidianas y productos que se pueden adquirir en sus tiendas, centrándose principalmente en la alimentación y platos típicos de las fiestas navideñas.

En blanco y negro, con algún toque de color, hay quien dice que es el peor anuncio que la marca ha hecho. Yo, no sé qué pensar. Por un lado me ha parecido desagradable a primera vista pero a medida que iban pasando los segundos la canción me ha parecido simpática y al final no me ha desagradado. Aún así, para Navidad soy más partidaria de un spot con historia y mensaje.

Y vosotros, ¿qué opináis?

Vía: Reason why

Anuncios