Primero Apple y KFC se reían de sus competidores. Y ahora Ryanair se ríe de sus clientes. Y es que la aerolínea de bajo coste ha decidido sacar a relucir los clichés de los turistas europeos.

Que si a los irlandeses e ingleses les gusta mucho beber cerveza, que si a los alemanes les gusta reservar sitio en primera línea de playa, lo apasionados que son los franceses y el fuerte carácter de italianos y españoles.

Todos estos estereotipos son utilizados por Ryanair para ofertar sus múltiples servicios: acceso preferente al avión para irlandeses e ingleses, reserva de asientos con antelación para los alemanes o asiento con espacio extra para los franceses.

Sin embargo, pese a todas estas diferencias, lo que está claro es que a todos nos une una cosa: nuestras ganas de vacaciones, de ir a la playa y de hacerlo al precio más económico posible.

¡Qué ganas de irme de viaje!

Vía: Marketing Directo