¡Querrás tener esta alfombra de IKEA! Y es que aunque la tendencia actual de las marcas sea la de crear productos con obsolescencia programada (es decir, que se estropean al cabo de un tiempo determinado) la marca sueca de muebles y decoración ha decidido apostar por el reciclaje.

El eje central de la campaña es su alfombra “Stockholm” para la que ha ideado 18 posibles nuevos usos después de su “muerte”: desde una tienda de campaña, a un felpudo, un puff o una bolsa para ir a la compra.

¿Qué nueva vida le darías tu?

Vía: Marketing Directo