Después de que McDonald’s arremetiera contra las cafeterías hipsters en su última campaña, ahora es el turno de Nescafé.

La filial de Nestlé en Canadá ha abierto una cafetería temporal con el nombre de “Nescafé Coffee Taproom” para promocionar sus sachets 3 en 1 (café, leche y azúcar). Esta cafetería estará abierta hasta el 28 de junio y para entrar tan solo hay que escanear una de las bolsitas de café “Sweet & Creamy” en la entrada del establecimiento.

Dentro, cada cliente puede prepararse el café a su gusto sin tener que aguantar las “tonterías” de los baristas hipsters, largas colas o precios abusivos. De lo que sí se puede disfrutar en esta cafetería es de un vaso con tu nombre mal escrito. ¡Hay 50 diferentes para elegir!

Una nueva reivindicación de lo más divertida :)

Vía: Marketing Directo

Anuncios