Hoy quiero compartir un spot que ha revolucionado las redes sociales por su emotividad. Se trata del nuevo anuncio de IKEA, titulado “Welcome Home” y que se engloba dentro de la campaña “Wonderful Everyday”.

En él, se ve a un niño esperando a que su madre vuelva a casa de noche después de una larga jornada de trabajo, como cada día. El niño, para hacerle a su madre el camino de vuelta a casa más alegre, idea un plan con la ayuda del vecindario y coloca diferentes luces, bombillas y lámparas de colores por todo el recorrido. Como es de esperar, la madre se emociona y al llegar a casa le da un abrazo a su hijo en agradecimiento.

Aviso que no es un spot para aquellos que tengan la lágrima fácil. Yo no he llorado, pero me ha parecido bonito.

Vía: S Moda – El País

Anuncios