Las (y los) que llevamos habitualmente pantalón pitillo sabemos que es mejor ponérselo y quitárselo en la intimidad. Sino, corremos el riesgo de que la gente nos vea pegar saltitos desesperados, agacharnos y levantarnos sin ton ni son, o reptar por la cama cual culebras. Todo bastante ridículo, la verdad. Pero los seres humanos somos así y he de confesar que sin mis pantalones pitillo ahora mismo no soy nadie!

Pues bien, la firma Closed lleva más de 30 años elaborando pitillos en su fábrica de Italia y para celebrar el aniversario de su legendario modelo Pedal Pusher ha sacado una nueva versión, el Skinny Pusher, para su próxima colección de invierno. A esta celebración se le suma el siguiente vídeo en el que varios amigos y conocidos de la marca nos enseñan con más o menos gracia cómo ponernos (y quitarnos) estos pantalones.

¡Original forma de presentar esta prenda!

Vía: Harper’s Bazaar

Anuncios