Normalmente cuando nos encontramos documentación extraviada de otras personas en lo primero en que nos fijamos es en la fotografía y los datos que la acompañan. Es por esto que la directora de arte Miruna Macri ha convertido su pasaporte en su portfolio y lo ha “extraviado” por sus agencias de publicidad favoritas de Nueva York, en las que le gustaría trabajar, para hacerles llegar su currículum y su trabajo.

Una forma original y muy creativa de darse a conocer y diferenciarse del resto de posibles candidatos a un mismo puesto de trabajo, ¿no creéis?

Vía: We Love Advertising

Anuncios