La compañía aérea canadiense Westjet ha sorprendido a sus viajeros con una acción navideña muy original y emotiva. Antes de que los pasajeros embarcaran al avión se les permitió que pidieran a Papá Noel, a través de una pantalla, el regalo que más deseaban.

Durante el tiempo que duraba el vuelo, más de 150 empleados de la compañía se fueron de compras para sorprender a los viajeros. Una vez en el destino, cuando todos estaban esperando a sus maletas en la cinta, empezaron a aparecen regalos con los nombres de cada pasajero y todos recibieron aquello que habían pedido, desde juguetes a vuelos de avión para estar en casa con sus familias en Navidad.

Me ha parecido una gran acción para estos días y reconozco que de la emoción que transmite la gente al recibir sus regalos se me escapó una lagrimilla. Podéis ver cómo lo realizaron en el siguiente vídeo:

Vía: Marketing News

Anuncios