Instagram está de moda y ahora cualquiera, aunque no sea muy hábil haciendo fotos, puede colgar los lugares que ha visitado en vacaciones, el paisaje que ve cuando va al trabajo o cualquier cosa que se le ocurra poniéndole un filtro que mejore la foto y parezca que está hecha por un profesional.

Con algunas de las fotos que se realizan diariamente a través de esta aplicación social, el cineasta Thomas Jullien ha creado un corto en stop motion con hasta 852 fotos de Instagram, todas ellas de diferentes personas en diferentes lugares del planeta.

El resultado, una pasada! Juzgar vosotros mismos..

Vía: Comunikndo

Anuncios