Desde Brasil llega esta genial y a la vez aterradora acción de Street Marketing para patrocinar la película de La maldición de Chucky, la última de la serie.

Ver las reacciones de la gente hace gracia si no estás allí, pero creo que si a mi me pasara esto me moriría del susto y saldría corriendo sin mirar atrás. Eso sí, intentaría no tirar mis pertenencias al suelo como les pasa a algunos debido al bote que pegan. Espero que el muñeco diabólico se las devolviera después ;)

Vía: Territorio Creativo

Anuncios