El ritmo frenético que se vive en las ciudades a veces no nos deja tiempo para pararnos a descansar y desconectar. Para acabar con esto, Amstel instaló en Bulgaria una máquina expendedora que da cervezas a cambio de no hacer nada.

Y es que según ellos, “tomarte 3 minutos puede venir muy bien para desconectar de la oficina y la rutina e inspirarte un poco”.

Vía: La Criatura Creativa

Anuncios